Leonardo Padura. Aquello estaba deseando ocurrir

Una recreación magnífica del universo de La Habana, hecha por el escritor que a estas alturas mejor habla, mejor la conoce y mejor la describe. Un libro de cuentos, de historias aparentemente diversas y dispersas que tienen en común el retrato de cubanos que no dejan de serlo aunque acaben viviendo fuera durante mucho tiempo. Un conjunto de narraciones entrañables y sentidas, retazos de vida que en cierto modo se podrían intercambiar de cubanos que despliegan las ansias de vivir a pesar de vivir en un tiempo y en un país faltado casi de todo. Fragmentos de vida, de gente básicamente solitaria, que recorren una ciudad especialmente atractiva y seductora en sus noches. El mundo de la música, el encanto de los boleros, los escritores frustrados, soldados tan perdidos en Angola como cuando retornan a su país, y la desesperación de tantos cubanos que embarcan hacia Miami como también de aquellos que no se sienten con fuerzas para alejarse de una ciudad que, sin embargo, los cautiva. Relatos sentidos y profundos que traslucen un cierto deje autobiográfico del autor, aunque estrictamente no lo son, que nos transportan a la atmósfera subyugante de una ciudad caribeña que está llena de historias que merecen ser contadas. Historias todas ellas cargadas de amor, de pasión y de dosis notorias de erotismo, como sólo lo saben transmitir los escritores cubanos. Nostalgia también por unos tiempos que se van desdibujando y desapareciendo.

Resultado de imagen de leonardo padura aquello estaba deseando ocurrir

Leonardo Padura es un prolífico y muy reconocido escritor cubano, una parte sustancial de la obra del cual pertenece al género policíaco. Su inspector, curiosamente llamado Mario Conde, es un referente del antihéroe policial, con buenas dosis de desencanto, desorden y mala vida; a la vez que una manera de introducir considerandos críticos sobre la sociedad y del propio régimen cubano. Periodista y guionista de cine además de novelista, hace unos años rompió los límites de su género policiaco al publicar El hombre que amaba los perros, donde reconstruye la vida de Trotsky y de su asesino Ramón Mercader, el cual vivió sus últimos años justamente en La Habana. En  Aquello estaba deseando ocurrir (Tusquets, 2015) pone en juego en un conjunto de narraciones que tienen mucho en común una visión de una ciudad y de un grupo de personajes preferentemente nocturnos que se afanan en expresar sus emociones y construirse una vida habitable, en un entorno que aunque cautivador es notoriamente difícil y hostil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s