¿Qué modelo de desarrollo se nos propone?

A finales de siglo XXI, la temperatura media global podría llegar a crecer hasta 5 grados si no se le pone remedio, por lo que el deshielo de los polos y la subida del nivel del mar más de 50 centímetros nos llevaría a catástrofes inmensas y poco predecibles. Lógicamente, el cambio climático aumentará la pobreza, disminuirá la producción agrícola así como la disponibilidad y acceso al agua potable. En cuatro décadas, muchos de los recursos minerales se habrán agotado (cobre, estaño, plata, zinc, mercurio y otros minerales estratégicos). Como también es insostenible el mantenimiento del fenómeno turístico en sus niveles actuales. Si en 1950 salieron de su país 25 millones de personas practicando el turismo, en la actualidad son ya unos 900 millones anuales. Como plantea Ramon Folch, las pretendidas verdades fundacionales de la civilización industrial clásica se han revelado equivocadas. Se consideró que la matriz biofísica era ajena a los procesos económicos, creyendo que sus componentes esenciales (agua, suelo, clima…) eran “bienes libres irrelevantes”. La consecución de un nuevo equilibrio de sostenibilidad global, requiere la instauración de un nuevo modelo de desarrollo económico, social y ambiental. La biosfera ha dicho basta, y la reacción es aun notoriamente insuficiente, como lo demostró el incumplimiento del Protocolo de Kyoto o la moderación de la más reciente Conferencia de París sobre el clima. Mientras tanto, la falta de sostenibilidad va poniendo en jaque el modelo socioeconómico y ambiental imperante, basado en el exceso, la desigualdad, el despilfarro y la imprevisión.

Los límites del crecimiento y el efecto de haber llevado al límite la sobreexplotación y el abuso hace tiempo que se dejan sentir y se pueden tornarr dramáticos en un futuro bastante cercano. El crecimiento demográfico acelera la llegada a los límites y presiona y lo hará aún más sobre los recursos indispensables. En pocos años, previsiblemente antes del 2050, llegaremos a los 9.000 millones de habitantes en el planeta, la gran mayoría malviviendo en grandes conurbaciones poco preparadas y adecuadas. Para que toda esta población viva según la media actual de la Unión Europea, la economía mundial debería multiplicar por seis su PIB. No es ni tan solo imaginable el lograrlo, en la medida en que ya ahora impactamos como si dispusiéramos de un planeta y medio. Las Naciones Unidas estiman que el 2100 llegaremos a los 10.100 millones de habitantes, mientras África más que triplicará su población para acercarse a los 3.600 millones. La presión sobre los alimentos, sobre el agua, sobre la energía y todo tipo de recursos puede volverse insostenible, especialmente si el aumento de tan sólo de 2 o 3 grados en la temperatura media del planeta, tal como apuntan las previsiones, convertirá en inhabitables amplias zonas por el calor, la imposibilidad de la agricultura y la falta de agua. En esta situación, evitar la presión de los grandes movimientos migratorios resultará prácticamente imposible.

Este escenario más bien catastrófico, no es lo que dibujan los ambientalistas, los adivinos o los partidarios del decrecimiento económico. Justamente lo planteó no hace mucho un estudio de prospectiva encargado por la NASA, el cual llegaba a la conclusión de que la combinación de cambio climático y crecimiento de la desigualdad resulta un cóctel explosivo que augura tiempos muy difíciles y conflictivos. Lógicamente, estamos todavía a tiempo de evitarlo, al menos en su versión más dura y caótica, pero no existe la convicción de que sea necesario de reconducir los parámetros actuales sobre los que se sostiene nuestro mundo. Pensar que conseguiremos establecer una compatibilidad entre los sistemas de producción y de consumo actuales con los equilibrios naturales apoyándonos sólo en las innovaciones tecnológicas o recurriendo a sencillos correctivos en las inversiones, sin esfuerzo, sin dolor y, además, enriqueciéndose, es un mito. Ahora que estamos en tiempos de elecciones, ¿qué se nos propone hacer para revertir todo esto?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s